Crioterapia. Cómo y cuándo aplicamos frío en una lesión.

Crioterapia. Cómo y cúando aplicamos frío en una lesión.

 

Al hablar de la aplicación de crioterapia, estamos hablando de la aplicación de frío sobre una zona determinada con fin preventivo, por ejemplo para aliviar tras una intensa sesión de ejercicio físico, o con fin terapéutico, para el tratamiento de alguna lesión.

Los principales efectos que tiene la aplicación de frío son:

  • Efecto antinflamatorio: El frío, al producir vasoconstricción reduce el aporte sanguíneo sobre la zona en cuestión lo que puede ser útil por ejemplo para inflamaciones producidas por golpes.
  • Efecto analgésico: La produce un efecto de sedación local lo que al disminuir la sensibilidad de la zona disminuye la sensación de dolor.
  • Produce relajación de las fibras musculares por lo que relaja el musculo en caso de que este esté demasiado tensionado.

 

 

Cómo aplicamos el frío correctamente.

  • Generalmente entre 10 y 30 minutos de aplicación en la zona concreta a tratar. Con menos tiempo no conseguiremos el efecto deseado con más tiempo aumenta la posibilidad de  que el organismo nutra de sangre y por tanto caliente la  zona del cuerpo que queremos tratar porque esta que se ha enfriado demasiado, esto se conoce como efecto rebote.
  • Si es necesario aumentar el tiempo de exposición al frío, las aplicaciones habrá que hacerlas de forma discontinua. Cada cierto tiempo retiraremos el frío de la zona, y lo volveremos a aplicar pasadas unas horas.
  • Nunca se aplica el frío directamente sobre la piel ya que el frío prolongado produce quemaduras, nos serviremos de algún material que haga de barrera entre la fuente de frío directa (hielo, gel frío, la típica bolsita de guisantes) bien puede ser un trapo, una servilleta….
  • La aplicación de frío local ante problemas musculares y articulares se suele realizar durante las primeras 72 horas tras el percance sufrido es decir tras un golpe o traumatismo, esguince, rotura de fibras, fractura… tras este periodo de tiempo se puede seguir aplicando frío pero en determinadas lesiones, sobre todo si ha disminuido si ya no hay inflamación puede ser más conveniente la aplicación de calor.
  • Cuanto más inmediata sea la aplicación de frío tras el percance, mayores serán los efectos beneficiosos del tratamiento.
  • Además de la clásica bolsa de hielo se pueden comprar en farmacias packs de frío-calor, rodilleras para congelar en la nevera y otra serie de artículos útiles para conseguir que el frío se aplique de manera más uniforme.

    infografia instagram frio_opt
    Efectos de la aplicación de frío en los músculos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.