Copa menstrual ¿Qué es? ¿Cómo se utiliza?

Copa menstrual ¿Qué es? ¿Cómo se utiliza?

El artículo del que hablamos en el tema de hoy, la copa menstrual, ha venido para quedarse y no como algo pasajero sino como una opción más para lidiar con el castigo que la madre naturaleza impone a la mujer  desde que esta está biológicamente preparada para tener niños a pesar de que su cama aun este repleta de barbies.

 

La primera vez que alguien me vino pidiendo una de estas copas menstruales todavía me estaba recuperando del shock de que una mujer me contase el invento de usar una esponja para mantener relaciones mientras estaba con el periodo y no manchar. Pero como pasa con casi todas las cosas asquerosas que nos encontramos, el asco es inversamente proporcional al tiempo que pasa. Cuanto mas tiempo pasa, mas te acostumbras y menos pirada te parece que está la gente.

 

Por qué utilizar la copa menstrual

 

Así que cuando un representante farmacéutico vino a enseñarme todas sus virtudes y maravillas, (y no es por ser feminista) pero yo solo pensaba…¿Y tú que sabrás de esto? si lo máximo que te habrá pasado es haber tenido que ir a comprarle tampones a tu mujer en una emergencia.

 

Por que esto es como los libros de “como ser una buena madre” escritos por un padre. Pues mire usted…creo que no es el mas adecuado para vendérmelo.

 

A la siguiente vino una chica, y aquí mejoro el tema. Por que quieran que no las mujeres nos entendemos en nuestros problemas. Y claro no es lo mismo que alguien venga y te diga que con la copa menstrual ya no vas a quedar tiesa de un patatús por culpa del síndrome del shock tóxico que causan los tampones, que que alguien venga y te diga, oye bonita que con que te lo cambies dos veces al día el resto te olvidas y puedes ponerte lo que te plazca. Eso sí es un argumento.

 

A pesar de esto, yo seguía reticente. El punto de tener que sacármela y vaciarlo allí donde estés y volvérmela a meter, como que solo lo pensaba y lo veía muchísimo peor que el dichoso shock tóxico. No obstante aquí la muchacha estuvo lista y me dijo mira yo te lo mando, lo pruebas y me dices. No sin antes haberme hecho una colección de preguntas sobre embarazos, edad y esas cosas que no le cuentas ni a tu pareja para saber el tamaño. Este punto es inevitable cuando vayas a por ella por qué escoger la talla correcta es un punto clave. También os diré que hay laboratorios que se te equivocas en la talla ellos mismo se encargan de mandarte la correcta. La mar de majos.

Tabla de tallas:

tabla_de_tallas[1]

¿Cómo se utiliza?

El reto de ponerla

Dicho y hecho. El problema es que aquí mi amiga Inés solo viene una vez al mes y casualmente nunca te pilla tranquilamente viendo la televisión así que mucho menos te va a pillar con un artilugio recién adquirido como para ponerte a investigar las formas de usar aquello.

 

Con el tiempo averigüé que la puedes doblarla de tres formas para ponértela, y que estas formas tienen nombre: en forma de C, origami y lo que yo determino como metiendo uno de los bordes y que a mi parecer es la mejor.

 

Ponerse uno de estos cachivaches si estas acostumbrada a usar tampones con aplicador puede ser un gran reto sobre todo las primeras veces, por los que os recomiendo encarecidamente que probéis a introducirla aplicándole una chispita de lubricante de base acuosa.

 

Eso no es todo, la teoría dice que tu la doblas y en cuanto te la pones hace “plop” y se coloca a la perfección. MENTIRA. Las primeras veces eso es un infierno, pruebas de pie, sentada , de cuclillas y de todas las maneras que se te ocurre hasta que de repente encuentras la postura y la forma de introducirla y nunca mas volverás a tener esa lucha, así que aquí ten paciencia hasta que le pilles el tranquillo.

 

copa_menstrual_2[1]

El reto de sacarla

Y ahora toca enfrentarse al reto de sacársela, que parece sencillo pero no lo es tanto así de primeras. Casi todas las copas menstruales llevan un cordelito o un pitorrito para que puedas tirar de ella y sacarlas pero no funcionan como un tampax así que por mucho que tires eso no sale. Una copa menstrual cuando se queda bien encajada se queda como los tuppers de mi madre, al vacío, lo que hay que hacer es romper ese vacío antes de sacarla así que con cuidado se presiona un poco la copa menstrual hacia un lateral para que entre el aire y ahí si que ya se tira y sale perfecta sin derramarse ni una gota, aunque lo mas higiénico para mi es hacerlo en el propio retrete.

 

El ultimo punto llega derivado del anterior. Es cierto que puedes estar tranquilamente 8 horas sin cambiártela o incluso mas dependiendo de cada una, así que en general te dará tiempo a llegar a casa para quitarte y esterilizar tu copa menstrual pero como pasa muchas veces en esta vida el discurrir de los planes puede ser impredecible.

 

Pongámonos en situación; te has ido a trabajar por la mañana, has tenido una reunión, y a última hora te proponen una caña que deriva en cena. Y tú pensando que tienes que vaciar la copa que sino te vas a empezar a manchar, porque nosotras somos así, obsesivas para estas cosas. Así que te cambias la copa en el baño del restaurante y claro no te vas a poner a lavarla en el lavabo mientras comentas con la señora de al lado lo bueno que esta el risotto.

Para esto mi solución maravillosa es comprar una copas que vienen de dos en dos y traen una cajita para llevarlas y que las deja aisladas, te cambias una por otra y a disfrutar de tu maravilloso postre y de un par mas de copas si se tercian, que con lo que te vas a ahorrar en tampones y compresas el resto de tu vida puedes invitar a un chupito a todo el bar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.